Isla Mágica !

La Gomera

Islas Canarias
No hay muchos lugares en el mundo con las dimensiones de La Gomera (370 km²) que puedan presumir de contar con su propio idioma. Un idioma silbado, que transforma vocales y consonantes en notas musicales y es capaz de salvar precipicios, acantilados y toda clase de obstáculos. Observando la diversidad orográfica de la isla, a nadie sorprende que el silbo gomero naciera aquí como vehículo de comunicación.

Nuestros viajes de Senderismo en La Gomera

desde escapadas de 5 días hasta viajes combinando varias islas: programas de senderismo independiente (autoguiado) para conocer y descubrir Canarias

Espacios naturales en La Gomera

Tierra de contrastes, como todo el archipiélago canario, es en La Gomera donde alcanzan unas proporciones que rozan lo fantástico. Desde sus elevadas cumbres hasta sus pequeñas playas de ceniza volcánica.

Parque Nacional Garajonay

Recibe el nombre del alto de Garajonay, que con sus 1487 metros es el punto más alto de La Gomera. Además de por este motivo, Garajonay bien merece una excursión por su fauna y, sobre todo, su vegetación. La laurisilva que en el Terciario se extendía por casi toda Europa sigue reinando en el parque.

Valle Gran Rey

Una de las zonas más turísticas, comunicada por ferry directo desde Tenerife. Una de las zonas más turísticas por sus playas sin parangón y sus numerosos restaurantes en los que disfrutar de platos gomeros típicos.

Los Órganos

Que esta formación geológica de origen volcánico se denomine así no es ninguna casualidad. El grupo de columnas naturales recuerda a los tubos del instrumento musical. Admirarlos en un paseo en barco (solo pueden verse en todo su esplendor desde el mar) resulta impresionante de verdad.

Alojera

Al este de La Gomera, en el municipio de Vallehermoso, 200 metros de largo por 40 metros de ancho de arena negra dan la bienvenida al visitante. Es la playa de Alojera, un lugar como sacado de un sueño, entre acantilados y arrecifes de una hermosura única.

Lomo del Carretón

Hablando de acantilados, el Lomo del Carretón destaca por su tremenda belleza y su valor no solo paisajístico, también geológico y floral. Toda una experiencia para los sentidos y una significativa fuente de datos geomorfológicos.

Roque de Agando

Quizá el monumento natural más icónico de la isla. Un pitón volcánico de alrededor de 1250 metros de altura en el mismo núcleo de La Gomera, en el barranco de Benchijigua.

Parque Natural de Majona

Parque natural desde 1987, Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) de Majona y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de la costa majonense, sus bosques prehistóricos, el gran número de senderos practicables que lo recorren y el atractivo de sus accidentes geográficos le hacen merecedor de un puesto destacado en el ranquin de rincones de La Gomera.

Tampoco existen muchos otros territorios que, en un espacio tan reducido como La Gomera, cuenten con un ecosistema natural así de rico y valioso, reconocido como Reserva de la Biosfera y declarado Patrimonio de la Humanidad y Parque Nacional. La última parada de Cristóbal Colón antes de emprender su viaje hacia el otro lado del globo.

El tiempo se ha detenido en La Gomera. Conservando paisajes extintos, formas de vida desaparecidas y leyendas olvidadas fuera de la isla. Que conviven con encantadores asentamientos de caseríos multicolores, caprichosas manifestaciones de la naturaleza y una luz especial que barniza el conjunto.

Actividades

Más allá de sus abundantes espacios naturales, los límites de La Gomera tienden también hacia el infinito en cuanto a actividades que practicar, a planes inolvidables que llevar a cabo y atesorar durante mucho tiempo.

Miradores

Uno es recorrer la red de miradores que se extiende a lo largo y ancho de la isla, proporcionando panorámicas extraordinarias de sus costas, sus elevaciones, sus espesos bosques y, más allá, el océano Atlántico e incluso La Palma, Tenerife y el Teide en días de buena visibilidad.

El espacio marítimo que separa Tenerife de La Gomera, precisamente, es ideal para observar a distintos tipos de cetáceos nadando en libertad. Pueden contemplarse durante todo el año, pero el momento de mayor posibilidad de avistamientos es de marzo a junio. Entre ellos, los más comunes son la ballena piloto, el calderón y el delfín mular.

Hacia el interior, por quedarnos solo con un ejemplo, Hermigua contiene algún que otro secreto. Como, según dicen, ser el lugar con el mejor clima del mundo. El valle en que se ubica es en sí majestuoso, con toda esa vegetación, esa selva y esos plataneros extendiéndose sin control hasta donde alcanza la vista. Pero también son bellos los pueblecitos diseminados por todo él. El convento dominico de San Pedro Apóstol en el barrio homónimo, el museo molino de gofio, el etnográfico, el antiguo pescante de Hermigua. Sin duda, merecen la visita.

Cultura y Gastronomía

Hablar de cultura y patrimonio gomero pasa de manera inevitable por hablar del silbo, declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad y depositario de una forma de comunicación atávica que ha trascendido de desfiladero en desfiladero hasta nuestros días. Los habitantes de La Gomera han emprendido durante los últimos tiempos una importante labor de preservación y continúan aprendiéndolo y difundiéndolo para que no se pierda.

Pero tampoco podemos dejar de lado otras tradiciones heredadas de los antiguos moradores de la isla, como el llamado baile del tambor, en el que sus participantes hacen sonar las chácaras (instrumento de percusión fabricado con hueso o madera, muy parecido a las castañuelas, aunque de mayor tamaño) mientras saltan y giran sobre sí mismos.

Ni debemos olvidarnos de la deliciosa oferta gastronómica isleña, que incluye productos como la miel de palma, elaborada a partir de savia de palma autóctona y protagonista de numerosos platos, postres y bebidas. La carne de cabra, el potaje de berros o el almogrote (mojo con una densidad similar a la del paté y producido a partir de una base de queso curado) son algunas otras de las delicias de la zona.

Y los vinos, los vinos con denominación de origen, obtenidos mediante mucho esfuerzo y dedicación a causa del complicado terreno gomero. Por eso tienen ese sabor tan especial. Como lo tienen, en suma, todos los productos de La Gomera.

Como lo tiene, en definitiva, la propia isla.

Lugares imprescindibles que no puedes dejar de visitar

    • Parque Nacional de Garajonay, situado en el corazón de la isla. Un preciado ecosistema donde conviven en perfecta armonía una gran diversidad de flora y fauna. Adentrarse en este bosque es algo mágico. Donde puedes encontrar muchos senderos, miradores, áreas recreativas. Además de un muy bien dotado Centro de Visitantes y Centro de Información.
    • Monumento Natural de los Órganos, ubicado en la costa norte del municipio de Vallehermoso. Todo un bello acantilado cuya forma pareciera como su nombre lo dice a la de un órgano. Un lugar ideal para el avistamiento de cetáceos.
    • Fortaleza de Chipude, Este gran monumento natural tiene una altura de 1242 m. Convirtiéndose así en uno de los símbolos paisajísticos más populares de la isla. Está ubicado en el mismo Vallehermoso. En su cima encontramos uno de los conjuntos arqueológicos más importantes de la Gomera. Por lo que se piensa que esta imponente montaña era un lugar sagrado para los antiguos habitantes.
    • Valle de Gran Rey, todo un pueblo asentado en un estrecho valle entre palmerales y terrazas de cultivo. Consiguiendo así una bella estampa. Por ello César Manrique aquel famoso artista lanzaroteño no pudo resistirse a este encanto. E Hizo su gran obra maestra construyendo el Mirador Palmarejo, desde donde podemos disfrutar de unas increíbles vistas de ese gran valle. Y ni que decir de esos espectaculares atardeceres.