La Palma – Isla Bonita

La Palma – Isla Bonita

Isla Bonita – La Palma

La Isla Bonita está libre de COVID, o eso creyó el periodista alemán que nos ha visitado recientemente, el cuál se acabó quedándose a pasar todo el invierno en La Palma, ya que aquí se sufre menos COVID que en Alemania.

Lo cierto es que la incidencia de COVID en nuestra isla es muy baja. Sobre todo si se compara con lo que está ocurriendo en otras partes. ¿La razón? Pues…

Una excelente gestión por parte de las autoridades sanitarias de la isla
Una buena concienciación de la población, que usan mascarillas y geles en todo momento y mantienen normas de distanciamiento social
Una caída de la conectividad extraordinaria y, en consecuencia, la falta total de turismo
Los plátanos (quizás el magnesio sea un repelente para el COVID)

En fin, que si La Palma no está libre de COVID, le falta muy poquito.

Senderismo en La Isla Bonita

Este año, en La Palma también recordaremos el verano por el COVID. Turistas con mascarillas en la calle y también en los locales. Sin embargo, los senderistas también usan mascarillas, pero sólo en los traslados en bus. Al salir de los hoteles su uso es obligado en el autobús.  Pero durante las rutas a pie y en plena naturaleza, su uso es innecesario.

Afortunadamente, La Isla Bonita tuvo una baja incidencia por el Coronavirus. Y ya no queda nadie en los hospitales con el virus. Desde el 01 de Julio el turismo se ha reactivado. Pero aún son pocos los turistas que deciden viajar a La Palma. Por eso, las excursiones en bus y rutas de senderismo se ejecutan en grupos reducidos.

Caldera de Taburiente

Antes del COVID, había que sacar un permiso para aparcar en el Roque de Los Muchachos. Y lo mismo ocurría en La Cumbrecita. También para acampar en la Caldera de Taburiente. Estos permisos eran muy disputados. A veces resultaba imposible conseguirlos. Pero ahora, en pleno verano, se consigue el permiso sin mayores dificultades.

Actualmente puedes hacer las mejores rutas de senderismo en La Isla Bonita sin casi encontrar otro senderista en el camino. Por ejemplo, ayer estuvimos en la Ruta de Los Volcanes. Una ruta magnífica que empieza en el Refugio del Pilar, a 1.450 metros sobre el mar. Hemos caminado a lo largo del GR 131, ascendiendo hasta Las Deseadas. Desde allí, se abre un grandioso espectáculo de cráteres volcánicos. Estamos a casi 2.000 metros sobre el mar. Es un paisaje indescriptible con vistas sobre toda La Palma. El sendero baja progresivamente hasta que llegamos a Fuencaliente, tras 6 horas de camino. Fue un trekking espléndido sin encontrar un alma en el camino.

Marcos y Cordero – Los Manantiales

Otra ruta propia para el verano es la ruta de los manantiales. Los nacientes de Marcos y Cordero se hallan en un paraje frondoso y verde de La Palma. Tras pasar por 12 túneles, aparecen las cascadas que dan nombre a la ruta. Habrá que mojarse un poco para continuar el sendero. Pero el placer que produce el contacto con el agua compensa cualquier incomodidad. Luego, el sendero sigue en un descenso abrupto hasta llegar a Los Tilos. Las últimas dos horas de camino serán por frondosos bosques de laureles.  Recuerdo otros días de verano con un enorme trasiego de caminantes. Pero este año es un privilegio ir a la ruta de Marcos y Cordero. Son tan pocos los senderistas que podría parecer  estar solos en el monte.

 

Trekking exclusivo en La Palma

El verano COVID de La Palma nos está descubriendo una forma diferente de disfrutar la naturaleza. Rutas de senderismo, excursiones y trekking para senderistas exclusivos.